Inicio

SpaceX espera comercializar el espacio mediante la venta de viajes a la Luna

El esquema de Elon Musk eclipsa la lucha entre los partidarios del “Antiguo Espacio” y “Nuevo Espacio”

John Thornhill, Financial Times

Nos gusta presumir nuestros fenomenales logros tecnológicos de hoy. Pero es aleccionador recordar que han pasado 45 años desde que el último hombre caminó sobre la Luna.

Los primeros vuelos espaciales soviéticos y estadounidenses fueron inspiradores ejemplos de ingenio y audacia humanos. El automóvil promedio actualmente tiene más potencia informática que la que disponía la NASA durante esas primeras misiones Apolo.

El anuncio más reciente hecho por SpaceX — que llevará dos turistas muy ricos quienes pagaron "un importante depósito" a un viaje alrededor de la Luna dentro de dos años — ha suscitado una nueva oleada de interés en la exploración espacial. ¿Qué podría ser más emocionante que ver nuestro planeta desde el espacio? Sin duda es el acto definitivo de superioridad en la carrera por las selfies vacacionales.

A_SpaceX.jpg
© Reuters

SpaceX, fundada en 2002 por el voluble empresario, Elon Musk, ha sido pionera en tecnología espacial, revolucionando una industria extrañamente introspectiva. Pero la reputación de la compañía de establecer objetivos audaces ha sido igualada por su hábito de no cumplir con los plazos.

Los dos pasajeros, quienes se acercaron a SpaceX con la idea de una misión privada el año pasado y aún no han sido nombrados, despegarán desde la histórica plataforma de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy cerca de Cabo Cañaveral, la misma plataforma de lanzamiento utilizada por las misiones lunares Apolo.

Si la misión tiene éxito, los dos pasajeros viajarán más allá y más rápidamente en el sistema solar que cualquier otra persona en la historia. Está previsto que el viaje alrededor de la Luna dure una semana y viajen hasta 640,000 kilómetros en el espacio.

El Sr. Musk dijo que el costo del vuelo sería "comparable" al de enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional, actualmente unos US$70 millones.

Además de ser ricos, los dos pasajeros tendrán que ser valientes. Los riesgos de los viajes espaciales son considerables. En total, 18 cosmonautas y astronautas han muerto en el espacio, una tasa de mortalidad de aproximadamente el 1.4 por ciento por vuelo tripulado. "Estamos haciendo todo lo posible para minimizar el riesgo, pero no es cero", dijo el Sr. Musk.

El plan de lanzamiento apunta a un calendario que pondría a SpaceX por delante de Space Adventures, una compañía de turismo espacial que ha intentado durante años lanzar un viaje a la Luna. Hace algunos años Space Adventures fijó un precio de US$150 millones para un asiento en su viaje propuesto.

El anuncio de alto perfil de SpaceX eclipsa la batalla de perfil más bajo que se libra entre los partidarios del “Antiguo Espacio” y los del “Nuevo Espacio”, como se les ha llamado.

Los partidarios del Antiguo Espacio sugieren que las organizaciones como la NASA deben atenerse a su misión original de exploración del espacio profundo y descubrimientos científicos. A pesar de los recortes en el transcurso de los años, la NASA todavía emplea alrededor de 17,000 personas, tiene un presupuesto de US$19 mil millones y está apoyando la misión de SpaceX.

Pero, por el momento, parece que los defensores del Nuevo Espacio — que hace hincapié en las posibilidades comerciales del espacio — se están saliendo con la suya, por lo menos en EEUU.

Según un informe publicado en el Wall Street Journal, la administración Trump favorece los proyectos espaciales que puedan atraer un amplio apoyo electoral y puedan "completarse de manera realista durante el actual mandato presidencial de cuatro años del Sr. Trump".

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que los memos filtrados citados en el informe del WSJ no reflejan plenamente el pensamiento de la administración.

Pero el presidente Donald Trump y el Sr. Musk son empresarios naturales de negocios, quienes comparten el amor instintivo por el riesgo y el gesto espectacular. ¿Qué mayor escenario que el espacio?

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved