Inicio

El documental ‘Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca’ convierte las estadísticas en una historia fascinante

Un documental poderoso impulsado por gráficos impresionantes y la espléndida narración de Al Gore

Nigel Andrews, Financial Times - 24 de agosto de 2017

¿Realmente han pasado 11 años desde que se lanzó ‘Una verdad incómoda’? Ha corrido mucha agua sobre los puentes desde 2006. Siguen subiendo los mares y ríos. Siguen multiplicándose las inundaciones. Siguen derritiéndose los glaciares. Y Al Gore sigue siendo nuestro fiel defensor del clima, transmitiendo el peso de las ansiedades del planeta en la secuela: ‘Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca’.

El Sr. Gore se ha convertido en un orador estrella, 17 años demasiado tarde. Su fervor y pasión, y sus excelentes discursos, podrían haber prevalecido sobre George W. Bush en noviembre de 2000. Ahora se enfrenta a oponentes republicanos más mortales: la eliminación del acuerdo de París (o al menos la eliminación de la participación de EEUU); nuevos tratos para la minería del carbón; la perforación en los parques nacionales; y una Agencia de Protección Ambiental administrada por uno de los ex enemigos de la agencia. Y para colmo de males, parece que el presidente estadounidense está impulsado completamente, por la energía de sus propios intereses: lo cual no es sostenible, ni (esperan sus opositores) renovable.

El muestra su don, tanto en este documental como en el original, de convertir las estadísticas en historias fascinantes. En las pantallas al fondo, estallan gráficos mientras él camina por los escenarios de sus conferencias. Los puntos de enumeración se multiplican para mostrarnos todas las estadísticas negativas que deberíamos conocer: la esperanza de vida en el contaminado norte de China se ha disminuido por cinco años; las capas de hielo por todas partes se están descongelando como paletas; Miami lidera las ciudades del mundo que están en peligro debido al aumento de los mares; y los detractores de mal gusto se encuentran en todas partes, respondiendo sarcásticamente a los que se preocupan por el calentamiento global. "¿Cómo es que ustedes nunca notan cuando hace frío?", bromea un presentador de radio. ¿No ha visto la película ‘El día después de mañana’ o no ha escuchado informes sobre el potencial de un frío profundo en las zonas de nuestro planeta afectadas por el carbono? Tal vez él no sabe que hay tanto helados como guisos en el menú del cambio climático.

Screen Shot 2017-08-24 at 9.58.59 AM.png

Sin embargo, también hay buenas noticias. Ningún otro país siguió al EEUU de Trump en retirarse del pacto de París. E incluso EEUU se ha negado a prestarle atención a su líder. Alcaldes y gobernadores han declarado su independencia con respecto a su enfoque ambiental; y cada vez más ciudades, como el Sr. Gore afirma e ilustra, incluso los estados rojos (republicanos), ahora funcionan 100 por ciento con energía renovable.

‘Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca’ es parte documental educativo y parte película. No es ‘Tiburón’ ni ‘Lo que el viento se llevó’: no provoca intencionalmente terror ni lágrimas. O al menos no todo el tiempo. Pero cuando sí lo hace, el impacto poderoso del cine se destaca de nuevo. ¿Dónde más — no en la televisión o en YouTube — reaccionaría una audiencia, al unísono, al ver a un grupo de peatones en India atascados en una carretera que se está derritiendo; o al ver imágenes de filipinos intentando romper el techo de concreto de un edificio de apartamentos para poder llegar al techo y sobrevivir una inundación; o ante una especialidad del Sr. Gore que se repite en esta secuela, la línea del gráfico que sube y sube y sube (conforme se mueve la cámara hacia atrás para mostrarla), para indicar un sorprendente cambio histórico? Esta vez nos da buenas noticias. Nos muestra la aceleración del uso de energía solar en Chile. Estos tipos de estadísticas pueden hacerte sentir orgulloso de ser un humano; aun si estás viendo estos logros desde otras partes del continente americano, donde, por el momento, el orgullo se ha desaparecido.

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved