Back to hub

This content is not available in English.

México insta a EEUU a trabajar juntos para enfrentar la competencia de China

El secretario de economía de México le ofrece a Trump una "victoria" fácil, pero advierte contra ser "extremadamente codicioso"

Jonathan Wheatley y Jude Webber, Financial Times - 1 de mayo de 2017

México está instando a Donald Trump a reutilizar los acuerdos alcanzados bajo el abortado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) para crear una potencia manufacturera entre EEUU, México y Canadá para competir con los productores de bajo costo en China.

Ildefonso Guajardo, secretario de economía de México, dijo en una entrevista con el Financial Times que varios elementos del TPP podrían utilizarse para renegociar el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los tres países. Sus comentarios se produjeron después de que el presidente de EEUU acordó no desechar el TLCAN, después de reiteradas amenazas de hacerlo.

a_ildefonso.jpg
Ildefonso Guajardo, secretario de economía de México.

Pero a pesar de su giro de 180º la semana pasada al decir que "actualizaría el acuerdo mediante la renegociación", el Sr. Trump se retractó nuevamente el domingo cuando le dijo a CBS News que aún podía rescindir el pacto si las renegociaciones no proporcionaban "un trato justo para todos".

El Sr. Guajardo, principal negociador comercial, dijo que utilizar secciones del TPP le daría al presidente estadounidense una rápida y relativamente fácil victoria en materia de comercio.

"Ya usted tiene un paquete en su bolsillo", dijo. "Pero mi mensaje es que si usted se vuelve extremadamente codicioso, podría desperdiciar una victoria que ya es casi segura".

Si acordaran sostener conversaciones, sería un raro punto de acuerdo entre los países cuyas relaciones han sido tensas desde que el Sr. Trump describió a los inmigrantes mexicanos como violadores durante su campaña electoral y prometió construir un muro a lo largo de su frontera.

El Sr. Guajardo dice que en lugar de ver a México como un rival, dado su superávit comercial con EEUU, Washington debería considerarlo un socio en competencia con los fabricantes chinos de bajo costo.

"Estamos hartos de las quejas de que México se roba empleos de la manufactura estadounidense", agregó. "Somos parte de la solución que ha mantenido la competitividad de EEUU frente a China".

Dijo que en lugar de enfrentarse, las naciones deben "unirse para hacer frente a los desafíos" de la economía digital y de la robotización.

El secretario de economía mexicano indicó que las conversaciones podrían centrarse en los acuerdos alcanzados durante la preparación del TPP, incluyendo áreas como la biotecnología, la reglamentación laboral, el comercio electrónico y la propiedad intelectual. Podría también ofrecérseles acceso a las compañías estadounidenses en los recientemente reformados sectores mexicanos como la energía y las telecomunicaciones.

El Sr. Guajardo dijo que le había planteado la sugerencia de basar las conversaciones en el TPP a Wilbur Ross, diciendo que el secretario de comercio de EEUU había reaccionado positivamente.

Sin embargo, otra persona cercana al equipo negociador de México dijo que si EEUU insistía en estrictas normas de origen, por ejemplo, se arriesgaba a beneficiar a los fabricantes chinos, quienes estarían dispuestos a pagar los aranceles para garantizar cuota de mercado.

El gobierno mexicano está dispuesto a llegar a un acuerdo a finales de diciembre antes de la campaña para las elecciones de julio de 2018. Pero eso parece algo ambicioso, especialmente porque Robert Lighthizer, el elegido del Sr. Trump para representante de comercio de EEUU, todavía no ha sido confirmado.

La Casa Blanca aún tiene que detallar sus nuevos objetivos por escrito o notificar al Congreso de su intención de iniciar la renegociación del TLCAN, algo que se debe hacer 90 días antes de que se inicien las conversaciones.

El Sr. Guajardo señaló que el acuerdo sobre el TPP se alcanzó en febrero de 2016 con el ex presidente Barack Obama, pero fue eliminado 11 meses más tarde.

"Los estadounidenses no quieren ver que eso suceda en México con el TLCAN", dijo. "Si no ocurre bajo esta administración mexicana, nadie puede asegurar que en diciembre de 2018 un nuevo gobierno lo apoyará".

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved