Back to hub

This content is not available in English.

Macri e inversionistas celebran los resultados de elecciones primarias en Argentina

Las elecciones primarias se consideran un voto de confianza al programa de reforma de Mauricio Macri

Benedict Mander, Financial Times - 15 de agosto de 2017

Los inversionistas aplaudieron el sólido desempeño de la coalición del presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias del domingo, en las que a la ex presidenta populista Cristina Fernández de Kirchner le fue peor de lo que la mayoría de las encuestadoras habían predicho.

El peso argentino se ha fortalecido más de un 3 por ciento mientras que las acciones y los bonos repuntaron conforme se anunció un empate técnico en la estrechamente vigilada elección de senadores en la provincia de Buenos Aires, en la que se anunció un recuento que podría tomar hasta dos semanas.

Las elecciones primarias se producen antes de las elecciones de mitad de período en octubre que podrían determinar el destino de las reformas económicas favorables al mercado del Sr. Macri.

La coalición "Cambiemos" del Sr. Macri estaba a la cabeza a nivel nacional con aproximadamente el 36 por ciento de los votos en general. Pero en la provincia de Buenos Aires, el candidato del partido, Esteban Bullrich, marchaba al frente por menos de 7,000 votos contra la populista Sra. Fernández, ya con el 95.7 por ciento de más de 9 millones de votos contados.

Screen Shot 2017-08-17 at 9.30.20 AM.png
© Reuters

No obstante, la Sra. Fernández se apresuró a cantar victoria temprano el lunes, calificando el recuento como una "vergüenza" y "una ofensa a la democracia".

Las elecciones primarias se consideran la medida más exacta de la opinión nacional desde que el Sr. Macri inició su programa de reforma, después de llegar al poder en diciembre de 2015. Los inversionistas ahora esperan el resultado de la encuesta sobre las elecciones legislativas de mitad de período el 22 de octubre.

Muchos están frenando decisiones de inversión hasta conocer el resultado antes de invertir en Argentina, ya que una victoria del Sr. Macri disiparía los temores del retorno de un gobierno populista. A su vez, el gobierno depende de las inversiones para reactivar la economía de Argentina después de cinco años de estancamiento.

Los inversionistas esperaban una victoria de la Sra. Fernández en la provincia más poblada de Buenos Aires, que contiene casi el 40 por ciento de los electores, después de que las encuestas comenzaron a mostrarla a la cabeza cuando declaró su candidatura hace dos meses.

El peso se depreció más desde entonces que en los 10 meses previos, aunque el banco central ha invertido casi US$2 mil millones de sus reservas para apoyar la moneda desde finales del mes de julio.

Aunque las elecciones de mitad de período son importantes para el éxito del programa de reformas del Sr. Macri, el futuro político de la Sra. Fernández está también en juego. Un escaño en el Congreso le brindará inmunidad ante una andanada de acusaciones de corrupción, las cuales niega.

No obstante, los analistas cuestionaron el domingo por la noche si el desempeño de la Sra. Fernández en las elecciones primarias sería suficiente para consolidar su liderazgo de la dividida oposición peronista antes de las elecciones presidenciales de 2019.

Con más de 34 por ciento de los votos, la Sra. Fernández estaba luchando para alcanzar el 35 por ciento que su ministro de gabinete Aníbal Fernández (sin relación) obtuvo cuando perdió la contienda por la gubernatura de la provincia de Buenos Aires hace dos años.

Aunque es probable que la coalición gobernante sea la más fuerte en el congreso después de las elecciones de mitad de período, no podrá obtener una mayoría. Es probable que sea el mayor partido en la cámara baja, pero ningún partido va a dominar.

Sin embargo, si la Sra. Fernández es elegida senadora, como se espera, su presencia en la cámara alta agravaría la fragmentación de la oposición y en efecto eliminaría su mayoría operante, la cual es probable que disminuya de todos modos.

El gobierno parece dispuesto a mejorar ligeramente el 34 por ciento que obtuvo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2015 antes de una segunda vuelta en la que el Sr. Macri venció estrechamente a su oponente con más de la mitad de los votos.

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved