Back to hub

This content is not available in English.

Helipuertos brasileños afectados por la recesión, se convierten en gimnasios al aire libre

Estos espacios en las azoteas de edificios de gran altura se están utilizando para clases de yoga debido al impacto de la recesión en la industria de helicópteros privados

Andres Schipani, Financial Times – 28 de junio de 2017

La entrenadora personal brasileña Cau Saad siempre ha apuntado alto, entrenando a los conductores de NASCAR en Indianápolis y desarrollando una clientela exclusiva en Miami.

Ahora, ha encontrado una nueva ubicación para sus ejercicios: los helipuertos de los edificios más altos de São Paulo, como el hotel Tivoli de la ciudad, haciendo uso de los espacios que la profunda recesión en Brasil ha vuelto inútiles.

"El paisaje de São Paulo está cambiando", dice la Sra. Saad. "Ha sido una oportunidad increíble. . . elevar la mente, el espíritu, el cuerpo, rozar el cielo".

En 2012, había 2,300 despegues y aterrizajes de helicópteros en un día en São Paulo, más que en Nueva York o Tokio, según Arthur Fioratti de la Asociación Brasileña de Pilotos de Helicóptero.

Durante el auge económico alimentado por los productos básicos, los ejecutivos ricos se trasladaban rápidamente entre enclaves playeros y reuniones de negocios en la Avenida Faria Lima, el equivalente de Wall Street en São Paulo, muy por encima de las calles abarrotadas de esta megalópolis de 21 millones de personas.

Se decía en broma que la Avenida Paulista, la principal arteria de São Paulo, tenía más helipuertos que paradas de autobús después de que el número de helicópteros recién registrados en el estado se disparó de 437 en 2007 a 725 en 2015, según la agencia nacional de aviación de Brasil.

Screen Shot 2017-06-29 at 10.21.45 AM.png
© Photos courtesy of Cau Saad

Pero el crecimiento anual cayó el año pasado por primera vez en una década, y el número de viajes en helicóptero ha descendido a alrededor de 1,500. "La gente termina utilizando los espacios — que no están siendo utilizados para volar — para otras actividades", dice el Sr. Fioratti.

El motivo de la caída es un doble golpe producido por la peor recesión en su historia y los escándalos de corrupción que involucraron a la compañía petrolera estatal Petrobras, al conglomerado de construcción Odebrecht y a la empacadora de carne JBS, los cuales han sacudido a las élites políticas y empresariales.

El otrora floreciente comercio de helicópteros en São Paulo ha sido muy afectada, dice Rogério Andrade, uno de los clientes de la Sra. Saad y presidente de Avantto, una compañía que ofrece gestión y propiedad fraccional de 27 helicópteros a 400 clientes. El número de horas de vuelo de sus clientes ha descendido un 20 por ciento desde 2015, dice.

Dominique Andreani, vicepresidente ‎de Helibras, subsidiaria de Eurocopter en Brasil, dice que no se espera que cambie pronto.

"La incertidumbre política y económica que se experimentó en el país fue la principal causa de la baja utilización de aeronaves ya en funcionamiento, así como el aplazamiento de los nuevos planes de adquisición".

Las ventas de Helibras disminuyeron alrededor de 30 unidades en 2014 a aproximadamente 20 en 2015. "En 2016, tuvimos una gran reducción en las ventas", añade, sin proporcionar mayores detalles.

"Hace un mes, el nivel de optimismo era diferente", dice el Sr. Andrade. De hecho, como la economía estaba mostrando signos de salir lentamente de la recesión, el último escándalo de corrupción que involucró al presidente Michel Temer, y al ex presidente de JBS fue como "un balde de agua fría que nos echaron en la cabeza, y me di cuenta de que el optimismo de todo el mundo se ha enfriado", añade.

Los empresarios temen que los problemas que asedian al Sr. Temer puedan afectar su programa de reforma destinado a revitalizar la economía de Brasil. Si es así, la miríada de helipuertos de São Paulo podría ser permanentemente rediseñada para bodas, cócteles, y clases de yoga y de gimnasia.

Los helicópteros aún aterrizan en el helipuerto del hotel Tivoli. Pero la Sra. Saad, la entrenadora personal, reconoce que la oportunidad le que presentó la recesión ha sido una bendición inesperada para ella y para sus clientes.

"Estar ahí arriba te eleva", dice ella. "Hace que olvides todos tus problemas".

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved