Back to hub

This content is not available in English.

Compañía de cereales con sede en Argentina ve una oportunidad en el mercado mexicano

Grupo de agricultores de América del Sur busca aprovechar los temores sobre el TLCAN

Gregory Meyer, Financial Times

Una compañía agrícola sudamericana respaldada por inversionistas entre los que se incluye George Soros pretende vender granos a México conforme busca aprovechar el deterioro de las relaciones comerciales del país con EEUU desde la llegada a la presidencia del magnate Donald Trump.

La maniobra de Adecoagro encarna los temores en el sector agrícola estadounidense de que los planes de la Casa Blanca de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían afectar un lucrativo mercado de exportación. El pacto permite que la mayoría de los productos básicos agrícolas se comercien libremente entre Canadá, México y EEUU.

El año pasado EEUU vendió US$17.7 mil millones en productos agrícolas a México, el principal destino para las exportaciones estadounidenses de maíz, arroz y productos lácteos. México compra el 98 por ciento de sus importaciones de maíz a EEUU, según cálculos del Centro de Comercio Internacional.

acereal.jpg
© Bloomberg

Adecoagro, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, cosecha casi 2 millones de toneladas de cultivos al año en sus granjas en Argentina, Brasil y Uruguay. Mariano Bosch, director ejecutivo, dijo que su equipo comercial estaba buscando acuerdos para vender arroz, maíz y productos lácteos a México.

"México puede convertirse en un importante mercado para nosotros si Trump continúa teniendo problemas con México", dijo el Sr. Bosch al Financial Times. "Vemos una oportunidad para entrar en ese mercado".

Los cultivos de Adecoagro competirían con los envíos que manejan los comerciantes agrícolas estadounidenses como Archer Daniels Midland, Bartlett Grain, Cargill y CHS. El comercio abierto y un corto viaje por ferrocarril hacia el sur les dan actualmente a los suministros de cereales estadounidenses una enorme ventaja en el mercado mexicano.

Si esas importaciones se encarecieran, "los mexicanos tienen opciones", dice Philippe de Lapérouse, director gerente de HighQuest Partners, una firma de consultoría. "Pueden recurrir a Brasil y Argentina para obtener estos productos".

México tiene acuerdos de libre comercio con 45 países, siendo el país con más acuerdos de este tipo en el mundo. Quiere concluir acuerdos bilaterales con Brasil y Argentina y fortalecer las relaciones con las naciones del Pacífico como Australia y Nueva Zelanda, dijo su secretario de economía Ildefonso Guajardo al FT.

"No podemos quedarnos tranquilos sin expandir nuestras fronteras comerciales intensamente", dijo el Sr. Guajardo.

La mayoría de los estados agrícolas del Medio Oeste estadounidense votaron por el Sr. Trump. Sin embargo, al sector agrícola le preocupan sus políticas comerciales, y le enviaron una carta en la que señalan que la "industria y las comunidades rurales que dependen de ella dependen en gran medida de los mercados de exportación para mantener los precios y los ingresos". La semana pasada, el director ejecutivo de Cargill advirtió contra nuevas restricciones sobre el comercio mundial.

Adecoagro, con sede en Buenos Aires, fue respaldada por el Sr. Soros en su fase inicial. Su oficina familiar sigue manteniendo un 9.5 por ciento de participación en la compañía. Otros inversionistas principales incluyen Qatar Investment Authority y el fondo de pensiones holandés PGGM.

La compañía posee o administra 434,000 hectáreas (1.1 millones de acres) de tierras de cultivo, así como ingenios azucareros, molinos de arroz, lecherías y otros activos. Además de las ventas locales, la compañía exporta productos alimenticios a África, Asia, Medio Oriente y América Central.

"No le estamos vendiendo nada a México. Todo lo proporciona EEUU. Por eso nos entusiasma la oportunidad", dijo el Sr. Bosch.

(c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved