Inicio

Cinco posibles escenarios para un mundo donde se “trabaja hasta morir”

Las carreras tradicionales dejarán de ser relevantes

By Michael Skapinker, Financial Times

"La alternativa de ahorrar para la jubilación es retrasar la jubilación, posiblemente de forma indefinida". Éste fue el sombrío mensaje de un informe sobre las pensiones publicado la semana pasada.

El informe, encargado por el partido Laborista del Reino Unido, encontró que muchas personas estaban ahorrando demasiado poco para su jubilación y se enfrentaban a “trabajar hasta morir”.

El gobierno británico también ha empezado a revisar la edad de pensión estatal. Nadie espera que ésta baje.

trabajarmorir.jpg
¿Trabajar para vivir o vivir para trabajar?

El beneficio laboral de una pensión que proporcionó una jubilación soportable para las generaciones anteriores se enfrenta a la extinción. La generación de trabajadores actual tendrá que trabajar más años para evitar jubilarse en la pobreza.

Esto significa que la trayectoria laboral tradicional — comenzando en la adolescencia tardía o los veintes (dependiendo de la educación), ascendiendo en la jerarquía laboral hasta alcanzar un pico en los cuarentas o cincuentas para jubilarse 10 años más tarde — ya no aplicará. ¿Qué cambiará? Aquí hay cinco escenarios posibles.

1. Los empleadores decidirán que es problema de los trabajadores, no de ellos.

Ellos entienden que las pensiones no son tan buenas como antes lo fueron, pero los trabajadores viejos son caros y mantenerlos en sus puestos bloquea las promociones de colegas más jóvenes. Es mucho mejor empujar a los empleados mayores a jubilarse y consignarlos a la penuria.

Muchos empleadores encontrarán que esta opción es atractiva, pero las leyes de discriminación de edad harán que sea difícil de implementar. Y a medida que la población envejece, habrá menos empleados jóvenes para ocupar los puestos de los jubilados.

2. Tanto los empleadores como los empleados aceptan que la gente va a trabajar más tiempo y todo en su carrera sucederá más tarde.

Ascenderán la jerarquía más lentamente de lo que lo hacen hoy, ganando esa promoción máxima hacia los finales de los cincuenta.

Es probable que suceda una versión de este escenario. Como no podrán costear la jubilación, los empleados se resistirán a retirarse. La fuerza laboral será, en promedio, mayor. Continuar en un puesto por más tiempo es más fácil para los trabajadores en ocupaciones sedentarias que para los trabajos que requieren esfuerzo físico. Pero incluso aquellos con trabajos sedentarios con el tiempo comienzan a perder ímpetu. Los trabajadores más jóvenes se cansarán de ser gestionados por viejos desconectados.

3. La jubilación tardía introducirá una edad de oro para las mujeres en el mercado laboral.

En el Reino Unido, la diferencia de retribución entre hombres y mujeres menores de 30 años casi ha desaparecido. Se ensancha a medida que las mujeres tienen hijos y los hombres dominan los puestos ejecutivos y salas de juntas.

Si la gente trabaja durante más años, las madres tendrán más oportunidades de volver a trabajar por tiempo completo a medida que sus hijos crecen y las necesitan menos. Tendrán un par de décadas más para ganar esos trabajos superiores a los que están siendo negadas en la actualidad.

El problema es que cuando he escrito acerca de este escenario optimista antes, algunas mujeres me han dicho que lo han intentado y no ha funcionado. Volver al trabajo de tiempo completo después de trabajar medio tiempo o interrumpir la carrera por un plazo es difícil. Es difícil reincorporarse a la escalera ascendiente.

Puede ser cierto, pero determinados empleadores pueden encontrar maneras de evitar esto; por ejemplo, proporcionando mentores para ayudar a las mujeres a volver a la competencia.

4. Las empresas escogerán la opción de Carlos Slim.

En 2014, el magnate de las telecomunicaciones mexicano Carlos Slim, dijo que, en lugar de retirarse, los trabajadores mayores deberían reducir su carga y trabajar tres días a la semana.

Todo el mundo gana. Las empresas se benefician de las habilidades de los trabajadores mayores, mientras que reducen el costo de emplearlos. Los trabajadores tienen más tiempo libre.

Este escenario parece ser el más recomendable, aunque depende de que los trabajadores mayores sean capaces de costear la reducción de la jornada laboral.

Las personas mayores trabajando semanas más cortas podrían ceder los altos cargos. También podrían desempeñar diferentes labores para la empresa.

El Financial Times informó esta semana sobre un ex gerente de Nissan en Sunderland, en el noreste de Inglaterra, que, a los 67, lleva a cabo visitas guiadas a la planta. Él no trabaja para Nissan. Se ha retirado y trabaja para una agencia externa que maneja los recorridos. Esto conduce al escenario final.

5. Los trabajadores mayores forjarán su propio camino en el mundo.

Esto sigue al primer escenario, en el que las empresas se niegan a adaptarse al nuevo mundo e insisten en que los trabajadores mayores se jubilen de todos modos. En lugar de luchar contra el sistema, las personas se vuelven autónomas, ofreciendo sus servicios a todo quien pague por ellos. Muchos lectores del Financial Times me han dicho que hacen esto ahora y lo aman.

(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved