Back to hub

This content is not available in English.

Michel Temer quiere restaurar la confianza en el real brasileño

El presidente Temer destaca logros económicos conforme desciende la moneda a raíz de la victoria de Donald Trump

Joe Leahy, Financial Times

El presidente brasileño, Michel Temer, está intentando restablecer la confianza en su programa de reformas después del impacto severo y negativo que sufrió la moneda brasileña debido a la victoria electoral de Donald Trump en EEUU.

El sábado, el gobierno del presidente Temer publicó una extensa lista de los logros económicos y sociales que ha alcanzado en sus últimos seis meses en el poder, tras la peor pérdida de tres días que ha tenido el real frente al dólar desde 2008, con una depreciación de 7.3 por ciento.

mimcheltemer.jpg
Michel Temer © Bloomberg

El real había caído cerca de 10 por ciento en comercio intradía hasta que intervino el banco central el viernes.

“Esto sirve para recordarnos que los contextos políticos en varios países son bastante inciertos, especialmente en Brasil”, afirmó Neil Shearing, economista principal de mercados emergentes en Capital Economics.

La moneda y la bolsa de valores de Brasil han tenido un auge desde la destitución de la anterior presidenta de izquierda, Dilma Rousseff, en agosto. Ella fue reemplazada por el Sr. Temer, su vicepresidente más pro mercado.

El nuevo presidente está impulsando reformas fiscales a través del congreso para reducir un enorme déficit presupuestario y sacar a Brasil de la recesión económica, pero se espera que enfrente oposición fuerte a la implementación de la reforma más importante: la transformación del sistema de pensiones de Brasil.

“El 12 de mayo, cuando asumió el poder el nuevo gobierno, los pronósticos financieros para el producto interno bruto en 2017 previeron un crecimiento de 0.5 por ciento. Ahora debido a nuestras medidas económicas, prevén un crecimiento de 1.2 por ciento”, anunció el gobierno en su informe el sábado.

El gobierno asumió el poder en mayo después de la suspensión de la Sra. Rousseff mientras esperaba su juicio político por crímenes de manipulación de cuentas públicas.

Sin embargo, según los analistas, la caída del real en los tres días que siguieron después de la sorprendente victoria del Sr. Trump el martes, ha revelado la vulnerabilidad de Brasil ante cambios adversos en los mercados externos.

Cualquier incremento en las tasas de interés estadounidenses que resulte de las políticas del Sr. Trump podría sacar capital de Brasil, que ha dependido de los flujos de capital extranjero para contrarrestar sus bajas tasas de ahorro nacional.

“La cuenta de capital de Brasil es bastante abierta y el costo de obtener financiación extranjera es muy complicado”, dijo Alberto Ramos, un economista de Goldman Sachs.

La semana pasada Fitch confirmó que la perspectiva de la calificación soberana de Brasil era negativa debido a los persistentes retos que enfrenta el país.

“La baja popularidad del presidente, la creciente tasa de desempleo y el crecimiento mediocre, junto con la investigación Lava Jato son peligrosos para el entorno político y podrían ser un obstáculo para el progreso de las reformas”, afirmó Fitch, haciendo referencia a la extensa investigación de corrupción en Petrobras, la compañía petrolera estatal.

La moneda brasileña fue una de las de peor rendimiento después del peso mexicano, que perdió 12 por ciento de su valor frente al dólar en el mismo período después de la victoria del Sr. Trump.

Para contrarrestar el impactante resultado, el banco central intervino el viernes para fortalecer el real frente al dólar a través de la venta de swaps de divisas después de meses de vender swaps inversos, una medida que debilita la moneda.

El Sr. Shearing dijo que a diferencia de otros países cuyas monedas han sufrido, como Sudáfrica, Indonesia y Colombia, el déficit por cuenta corriente de Brasil se había reducido en el último año.

Pero la liquidación podría representar una corrección después de un fuerte avance del real este año de más de 20 por ciento frente al dólar.

Los mercados probablemente tendrán que revisar sus proyecciones con respecto a las tasas de interés de Brasil, ya que la depreciación indica que habrá una inflación más alta de lo que se había indicado en los meses venideros.

“Esto ha sorprendido a los inversionistas en un entorno en el que la situación política en Brasil sigue siendo muy incierta. Es posible que haya provocado un replanteamiento”, dijo el Sr. Shearing.

Además de los obstáculos que ha enfrentado al intentar implementar sus reformas, el Sr. Temer también se enfrenta a la presión provocada por las investigaciones de Lava Jato en las que él y su partido han sido implicados.

También está enfrentando una investigación en la corte electoral que está examinando si la fórmula electoral Rousseff-Temer debiera ser anulada debido a fraude en la financiación de la campaña.

Esto resultaría en la expulsión del Sr. Temer del poder y la posibilidad de realizar nuevas elecciones, aunque los analistas afirman que hay pocas probabilidades de que esto suceda.

(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved