Back to hub

This content is not available in English.

Banco do Brasil eliminará 18,000 puestos de trabajo y cerrará sucursales

El mayor banco de América Latina intenta reducir su plantilla laboral en un 17 por ciento conforme siente las presiones de la recesión

Joe Leahy, Financial Times

Banco do Brasil, el mayor banco de América Latina por activos, está intentando despedir a miles de empleados y cerrar cientos de sucursales conforme la recesión del país afecta las ganancias.

Mediante la medida que el sindicato de empleados bancarios de Brasil describió como "un ataque a los bancos públicos", la institución estatal dijo que ofrecería paquetes de jubilación anticipada voluntaria a hasta 18,000 empleados, o casi el 17 por ciento de la fuerza laboral, y cerraría 402 sucursales o aproximadamente un 7.4 por ciento del total, mientras que reduciría el tamaño de 379 sucursales adicionales.

"En conjunto, esta serie de anuncios puede incrementar las estimaciones de beneficios a largo plazo en hasta un 17 por ciento", dijo Credit Suisse en una nota. El precio por acción de Banco do Brasil subió un 6.13 por ciento hasta los R$27.88 (US$8.33).

bancodobrasil.jpg
© Bloomberg

La medida para reestructurar Banco do Brasil surge en momentos en que el nuevo gobierno proempresarial del presidente Michel Temer está intentando aumentar la eficiencia de las engorrosas empresas estatales del país.

El anterior gobierno izquierdista de Dilma Rousseff trató de utilizar los bancos estatales para ampliar el crédito y contrarrestar una profundización de la recesión económica, lo cual provocó un aumento en las dotaciones para los créditos en mora.

Gilberto Occhi, director ejecutivo de Caixa Econômica Federal, otro de los grandes bancos estatales del país, dijo a la prensa el lunes que la próxima semana seleccionaría asesores para una oferta pública inicial propuesta de la rama de seguros de la institución, Caixa Seguridade Participações.

En su anuncio, el Banco do Brasil dijo que los cambios en la red de sucursales ahorrarían R$750 millones al año en gastos administrativos.

No reveló los posibles ahorros que generarían los despidos, pero Credit Suisse estimó que esto ahorraría hasta R$2.817 mil millones al año si el 80 por ciento de los empleados elegibles se unieran al programa, reduciendo los gastos de personal en un 13.2 por ciento.

"El ahorro de R$750 millones de la reorganización corporativa junto a los R$2.817 mil millones del plan de despido voluntario ascienden al 23.7 por ciento de nuestra estimación de beneficios antes de impuestos de 2017", dice Credit Suisse.

Sin embargo, es probable que el plan encuentre una férrea resistencia por parte de los sindicatos bancarios de Brasil. Son conocidos por su militancia, y paralizan el sector cada año durante semanas con huelgas por salarios más altos.

"Todo esto se realizó sin ningún tipo de negociación o siquiera el reconocimiento del movimiento sindical", dijo la rama de São Paulo del sindicato de trabajadores del sector bancario y financiero.

El sindicato dijo que la reestructuración podría dificultar la vida para las regiones donde Banco do Brasil es el único banco en la ciudad.

Pero Banco do Brasil dijo que garantizaría que todos los municipios continuaran recibiendo servicios y evitaría la disminución en los niveles de calidad de los mismos, orientando a más clientes hacia la banca por Internet.

(c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved